Gastroprexia_preventiva.jpg

Gastropexia preventiva

gastropexia.jpg
Gastropexia preventiva laparoscópica

Los perros de razas grandes y gigantes tienen una mayor predisposición a padecer el SÍNDROME DE DILATACIÓN-TORSIÓN GÁSTRICA.
En este síndrome, se produce una DILATACIÓN del estómago tan severa que llega a comprimir los órganos adyacentes y los vasos sanguíneos. Puede acompañarse o no de TORSIÓN (el estómago gira sobre si mismo, empeorando el flujo sanguíneo y agravando aún más el cuadro). 
Esta es una patología grave, que requiere atención urgente ya que si no se trata a tiempo puede tener consecuencias fatales.

¿Por qué se produce? 

No se conoce con exactitud el mecanismo que lleva al desarrollo de esta patología. Lo que sí sabemos es que existen una serie de FACTORES PREDISPONENTES, que hacen más probable la aparición de esta situación. 
Entre estos factores están, la raza (Gran Danés, San Bernardo, Braco Weimaraner, Pastor Alemán y otras razas grandes y gigantes), el consumo de dieta seca, comer sólo una vez al día, y el estrés o ejercicio tras la ingesta de alimento. 

AdobeStock_183008879.jpeg
¿Cuáles son los síntomas?

 

• Abdomen hinchado

• Intentar vomitar sin conseguirlo

• Jadeo y nerviosismo

• Salivación

• Mucosas congestivas

• Debilidad o pérdida de consciencia

¿Qué es la gastropexia preventiva laparoscópica y para qué sirve?

La gastropexia preventiva LAPAROSCÓPICA es una cirugía mínimamente invasiva en la que se une el estómago a la pared abdominal. Esto previene la torsión, ya que el estómago no va a poder girar sobre si mismo. 
Se recomienda realizar la gastropexia preventiva laparoscópica en razas predispuestas y en perros con antecedentes (propios o familiares) de dilatación-torsión gástrica. Habitualmente se realiza junto con la esterilización de machos y hembras durante un mismo procedimiento anestésico.