• Ana Rubio

¡ODDIE se ha tragado un alfiler!

Actualizado: 23 de may de 2019


Hace unos días atendimos a ODDIE, un labrador chocolate que había ingerido un alfiler. Es más frecuente de lo que parece que nuestros amigos se coman este tipo de cosas. Por suerte sus dueños presenciaron el momento en que lo ingirió y acudieron a nuestra consulta. ODDIE se encontraba perfectamente, y no mostraba signos de ninguna molestia abdominal. Tras realizar una exploración rutinaria, procedimos a realizarle una radiografía abdominal para confirmar la presencia del cuerpo extraño. Este tipo de objetos se pueden ver muy bien en las radiografías, como podéis observar en la imagen.

En este caso, el problema no es el tamaño del cuerpo extraño, ya que ODDIE es un perro lo suficientemente grande, pero existe riesgo de perforación digestiva por ser un objeto muy punzante.

Las opciones en estos casos son: extracción mediante endoscopia, vía oral, o cirugía digestiva para extraerlo. Siempre que sea posible es recomendable optar por la endoscopia, ya que es menos invasivo, no conlleva incisiones ni puntos, y por ello la recuperación es mucho más sencilla.

Procedimos a realizar la endoscopia ese mismo día y por suerte pudimos extraer el alfiler sin complicaciones.

¿Esperamos que ODDIE no vuelva a comerse cosas peligrosas como esta!



Photo credit: ms_bulsara


29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo