• Ana Rubio

Testículo abdominal en el perro. criptórquido operado por laparoscopia.


Los testículos abdominales en el perro y el gato pueden ser unilaterales o bilaterales. Es recomendable castrar a estos animales por el riesgo de tumores y torsiones testiculares.

La cirugía laparoscópica nos permite una excelente visualización, y gracias a los modernos selladores vasculares, podemos operar sin sangrado y con recuperaciones más rápidas a estos animales.

En el vídeo se aprecia la buena visualización y lo rápida que es la técnica laparoscópica.

La laparoscopia sólo se realiza cuando la localización del testículo ectópico es abdominal, ya que si es inguinal, no se puede realizar mediante esta técnica.

La criptorquidia en el perro y el gato es hereditaria, por lo que se recomienda no reproducir a los animales que presentan esta patología.


Ana Rubio.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo